16 feb. 2013

Bioenergética


Emociones y segmentos corporales

Emoción, del latín emotío, significa “impulso que induce hacia el movimiento”. Las emociones se expresan a través de la musculatura, musculatura que queda agrupada funcionalmente en segmentos corporales distribuidos a lo largo del cuerpo. Más abajo veremos brevemente cada uno de ellos, y en blogs sucesivos hablaré más ampliamente. Estos segmentos están especializados en la expresión e inhibición de un determinado tipo de emociones, quedando relativamente independientes unos de otros. No guardan relación neurofisiología entre ellos aunque sí funcional, es decir, son grupos de músculos y órganos que se inducen mutuamente en la expresión de una emoción. 

Bloqueos y Tensiones crónicas

En la expresión emocional, el grupo muscular en cuestión coge el tono muscular necesario para la expresión, se tensa, se carga energéticamente, expresa la emoción, y vuelve al estado de relajación natural previo, como en los animales… Si por circunstancias la expresión no está permitida, el músculo se queda cargado energéticamente, en estado de tensión… no logrando del todo volver al estado de relajación. Si la expresión siguiera estando fuertemente rechazada, no permitida, el músculo quedará entonces en estado de tensión crónica, como congelado, insensible a la conciencia y a la vida. El resultado de estas tensiones crónicas son los anillos de tensión, que simularían a correas o cinturones bien apretados a lo largo del cuerpo. Son los mecanismos de defensa corporales, tan legítimos como la necesidad de expresión. 

Energía y emoción

Cabe decir también que necesitamos energía para la expresión, ésta la obtenemos de los alimentos, la respiración y del amor, y claro, si bien el entorno pone la amenaza, la energía en “inhibirnos” la ponemos nosotros mismos, restándola al crecimiento, al desarrollo, al contacto. 

Segmentos corporales

Las tensiones en los segmentos se producen de arriba abajo, es decir, primero se acorazará el segmento ocular y así progresivamente hasta el segmento pélvico, guardando una estrecha relación con las fases evolutivas del bebé.

1.- Segmento Ocular. Este es el primer segmento que un recién nacido tensa ante situaciones que amenazan su vida. Abarca la musculatura encargada de los movimientos de los ojos y de la expresión de la mirada, también los oídos y los músculos profundos de la nuca. En este segmento encontraremos emociones como la rabia, la pena, la concentración, el placer, y sobre todo el miedo.

2.- Segmento Oral. Acorazamiento que ocurre en los primeros meses de vida durante la fase oral del bebe. Abarca toda la musculatura implicada en la masticación y en la succión. En él quedan registradas las primeras experiencias de frustración y gratificación. Las emociones relacionadas con este segmento son la pena, la rabia y la dependencia.

3.- Segmento Cervical. Abarca los músculos del cuello y cintura escapular. Es un segmento importante para el control emocional de uno mismo y para con el entorno.

4.- Segmento Torácico. Comprende los músculos encargados de la respiración, excepto el diafragma, y también los encargados del movimiento de los brazos. Tensiones en él tienen que ver con el dolor, el llanto profundo, el anhelo… Es un segmento importante pues en él se encuentra el corazón y los pulmones. El tórax es la sede de los sentimientos profundos hacia los demás.

5.-Segmento Diafragmático. Abarca al diafragma, por muchos considerado como el segundo corazón. Permite la conexión energética entre el abdomen y el tórax. Este bloqueo está a la base de todos los trastornos de ansiedad. Dificulta que percibamos nuestras necesidades con su correspondiente componente emocional.

6.- Segmento Abdominal. Incluye los músculos abdominales, lumbares y el intestino. En él se sensan las necesidades emocionales básicas. “… en el vientre sensamos las emociones que mantienen a los demás en contacto con nosotros, y también su vacío cuando este contacto se pierde” J. J. Albert.

7.- Segmento Pélvico. Incluye la pelvis y las piernas. Se relaciona con el arraigo, la seguridad, asentamiento en la realidad, entrega al placer y al contacto tierno con el otro y con el medio. También tiene que ver con la fuerza de ir en busca de lo que necesito, así como con la identidad sexual. Su bloqueo puede dar lugar a la perversión y la pornografía, así como a la inquietud, inseguridad y miedo. 



Vicente J. Martínez-Qualia Gestalt

http://www.gestaltgranada.es/blog/segmentos_corporales_en_bioenergetica/

No hay comentarios:

Publicar un comentario