18 feb. 2013

Tenemos un problema....






Es importante que después de que nos comuniquen un diagnóstico, sea cual sea, sepamos seguir viendo en nuestro hijo, hermano, sobrino, nieto....a la persona que siempre ha estado ahí....Más allá de una etiqueta, hay una persona con unos sentimientos determinados, una forma de ser específica, una forma de pensar y de sentir que la hace única e irrepetible. Esa persona tiene una serie de dificultades, que han sido reunidas en una "etiqueta" que simplemente ayudará a encontrar cuales son las herramientas más apropiadas para tratar esas dificultades. Pero sean estas cuales sean, no le harán muy diferente de el resto de las personas, son más cosas las que le unen al resto de la humanidad que las que le separan.

En la aceptación de la persona tal cual es...con todo lo que ella es, incluidas sus dificultades, está el éxito en la felicidad de todos. Aceptar que sus dificultades no son intencionales, sino que no las puede evitar, comprender que sus llamadas de atención o conductas "atípicas" son su forma de expresarse...entendiendo y comprendiendo todo esto, nos hará aceptar la realidad de nuestro ser querido, y verle como un ser perfecto. 

No veamos el diagnóstico de nuestro ser querido como un obstáculo o una imposibilidad de ser y hacer felices. Nuestra forma de abordar las situaciones, y no la situación en sí misma, es lo que condicionará el que veamos el diagnóstico como un drama o como una situación la cual afrontar y vencer.

Y os cuento en este punto una anécdota. Recuerdo un papá de una niña con Síndrome de Down, al cual, cuando nació su niña, el médico le comunicó lo siguiente: "Tenemos un problema"....(refiriéndose al diagnóstico de su niña)

Por suerte, este fue uno de los papás que fue más fuerte que unas simples palabras, y recuerdo, que cuando le pidieron años más tarde, que contara su experiencia en una revista, terminó su articulo escribiendo...."por cierto...No hay ningún problema". Lo que contó entre medias os lo podéis imaginar....el que queramos ver un "problema" o no depende de nosotros.


Ana Taboada. Psicólogo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario